ANALITYCS

domingo, 12 de enero de 2014

PERMISO PARA CAMBIAR


"¿Cómo lo has conseguido? "
No es infrecuente que cuando hablamos con alguien y vemos que ha logrado algo que nosotros ansiamos, hagamos esta pregunta, pensando que dicho cambio obedece a tal o cual fórmula mágica o a tal o cual píldora secreta de la felicidad.
En general, esperamos recetas mágicas o píldoras milagrosas, que cambien casi de manera instantánea nuestro estado de ánimo o nuestra actitud... pero dichas recetas mágicas no suelen ser más que placebos, que duran poco tiempo, porque el verdadero cambio siempre es fruto de una reflexión, de un proceso y de un trabajo individual, personal, que muchas veces no estamos dispuestos a hacer.
Es curioso, además, que alabemos al prójimo que "se ha trabajado su cambio", que creamos que tiene tales o cuales características especiales de personalidad, de las que, a priori, nosotros creemos que carecemos y no nos demos ni el permiso, ni la oportunidad para cambiar nosotros mismos, sobre todo cuando sabemos que dicho cambio nos va a proporcionar bienestar.
Es como si dijéramos a los demás "tu puedes", pero cuando intento aplicármelo a mí mismo, tiro la toalla, no me doy la oportunidad y, además, ni siquiera lo intento.
¿Por qué somos con nosotros mismos tan implacables? ¿Por qué no nos damos las mejores y más frecuentes oportunidades para cambiar, sobre todo, si, esa manera de pensar, actuar, nos causa tanto malestar?
Darse permiso. Esta frase, en principio, tan sencilla, encierra muchos de los secretos de la felicidad: darse permiso para sentirse humano y, por lo tanto, sujeto a errores; darse permiso para cambiar esos esquemas de pensamiento que me causan infelicidad; darse permiso para pensar de manera positiva, desdramatizando y sin anticipar catástrofes que no han llegado; darse permiso, en definitiva, para vivir mejor ... los demás cambian porque se lo proponen y se involucran en ese cambio personal que les conduce a mejorar.
Ninguna persona cambia de la noche a la mañana, pero empezar a dar los pasos, permitirse cambiar, conduce siempre, indefectiblemente, a sentirse mejor.

www.diazbada.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...