ANALITYCS

domingo, 2 de febrero de 2014

SIMPLEMENTE TÚ

Muchas personas sufren intentando parecerse a otras. Se esfuerzan en ser como tal o cual persona, en llegar a ser tan, supuestamente, atractivas como ellas, a ser tan inteligentes, atléticas, bien remuneradas, etc… sufriendo mucho y pensando que todo lo que consigue esa persona son todo éxitos e intentando conseguir lo mismo.
Nos pasa también cuando vemos películas de amor, anhelamos tener esa relación de pareja que nos cuentan en la pantalla y, sin embargo, no es raro que no prestemos atención a nuestra pareja o que lo que tenemos nos parezca insuficiente. Siempre comparándonos y con insatisfacción. Siempre creyendo más la ficción que la realidad.
Los demás nos parecen mejores, con éxito y suerte en la vida, y nos atascamos en estos pensamientos sin pararnos a pensar que somos no solamente humanos, sino seres humanos como los demás y que merecemos tanta atención, cuidados y aceptación como cualquiera.
No nos consideramos, y nos pasamos media vida comparándonos con los demás y autocompadeciéndonos por nuestra mala fortuna o por la carencia de una serie de cualidades que, en nuestra opinión, no hemos tenido la suerte de tener. El modo en el que nos tratamos a nosotros mismos refleja el grado de aprecio que nos tenemos y deberíamos empezar, de una vez por todas, a ver que realmente somos un ser humano único, valioso e irrepetible. Que, efectivamente, tenemos nuestro fallos, pero también nuestras fortalezas y que de una vez para siempre vamos a convertirnos en nuestros aliados. Para siempre.
Te mereces exactamente lo mismo: el mismo respeto y admiración con el que en ocasiones ves a los demás. Empieza por ti. Huye de comparaciones absurdas. Tu vida es tuya y tú la vas a dirigir y encaminar hacia donde tú quieras. Esa es tu gran oportunidad.
Admítelo: los demás pueden ser como quieran, de acuerdo o no a determinados cánones tan absurdos como cambiantes. Pero tú eres el timonel que conduce tu vida hacia donde tú quieres. La certeza de que es así te da fuerza porque, además, el admitirlo y creerlo es el primer paso para cambiar.

www.diazbada.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...