ANALITYCS

domingo, 15 de enero de 2017

GENTE BUENA



Lo que hace que nuestra vida sea una vida completa viene en parte determinado por las experiencias que tenemos y las personas con las que las compartimos.

Conocer a gente buena, que se cruza en nuestro camino, nos aporta pasos hacia la felicidad que tanto añoramos conseguir.

Porque la gente buena irradia bienestar, serenidad y nos aporta paz.
Son aquellas personas que saben que la felicidad no es un destino, sino un camino que vamos recorriendo a lo largo de la vida. Son esas personas que adoptan pequeños cambios y tienen unos hábitos de vida positivos.

Personas que se esfuerzan por trasmitirnos alegría y que nos sonríen a pesar de sus tristezas. Aquellas que están siempre dispuestas a escucharnos y consolarnos en los malos momentos. Son personas que demuestran gratitud; gratitud a la vida y al seguir vivos aunque vayan envejeciendo. Porque para ellos, envejecer es un proceso que aceptan con los brazos abiertos porque saben desde hace tiempo que nunca se deja de aprender ( y de disfrutar) porque la vida nunca deja de enseñar.

Son personas que casi nunca se quejan, que con su optimismo viven cada uno de sus días siendo amables con los demás, demostrando aprecio y paciencia y que se centran en su día a día sin importarles mucho el futuro, porque lo saben incierto y consideran perder el verdadero valor del aquí y ahora, ponerse a pensar en él.

Son generosos y se recuerdan a sí mismo lo increíbles que son (simplemente por ser humanos e intentar mejorar cada día) y lo mejor que pueden llegar a ser, lo que hace que se motiven y siempre estén dispuestos a seguir.

Hacen aquellas cosas que les dan paz y serenidad, como escuchar música, meditar, hacer ejercicio o simplemente pasear.

Y aquellas cosas que no tienen más remedio que hacer, y que no son de su agrado, las emprenden no como condenas, sino con un ánimo tranquilo porque saben que de esa manera cualquier cuesta arriba se convierte un poco en cuesta abajo, y se sienten mejor.

Personas con las que gusta charlar, porque escuchan y muestran sus emociones sin miedo a parecer ñoños o a que se vean sus fallos y debilidades.

Gente buena, con la que estamos todos los días y que deberíamos de considerar más.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...