ANALITYCS

domingo, 16 de mayo de 2010

La familia como transmisor de valores


Hace algunos años, la autoridad en las escuelas era el maestro que enseñaba a los niños y que marcaba una disciplina que nunca, o casi nunca, era puesta en duda en casa.

Hoy, lo normal es lo contrario. La autoridad del profesor es puesta en duda de manera casi permanente y son los padres los que se convierten en muchas ocasiones en jefes de prensa de sus propios hijos, poniendo en duda la palabra del profesor o de otros docentes, y dando lugar a muchos altercados que, en ocasiones, aparecen en los medios de comunicación, como, por ejemplo, la madre que hace unos días fue condenada por agredir a la profesora que había castigado a su hija.


Al mismo tiempo que se pone en duda la autoridad e, incluso, en ocasiones, la formación que el maestro proporciona, se le exige a éste también, de alguna manera, que eduque a los niños, perdiendo de vista que la educacion en la familia es la que en verdad forja los valores que queremos transmitir a nuestros hijos. Ésta se ve reforzada en las escuelas, pero siempre y cuando los padres y madres se preocupen en casa por inculcársela a los más pequeños. Enseñar a los hijos lo que es la responsabilidad, el esfuerzo, la educación o el respeto, es tarea fundamental de los padres en una sociedad que vive un momento de banalizacion y del "todo vale", y que, en ocasiones, presenta como metas principales cosas tan banales como aparecer en tal programa de television, ser famoso o ganar mucho dinero...

En este sentido, resulta urgente educar en valores porque las generaciones futuras son herederas de muchas cosas que a nuestra generación, y a las anteriores, nos ha costado mucho conquistar, como la libertad de pensamiento y de expresión, la solidaridad, el universalismo o el sentirnos dueños de nuestro futuro. Para educar a nuestros hijos en valores como estos que comentamos, empecemos para ello siendo nosotros mismo solidarios, no perdamos la esperanza, seamos amables con el que tenemos al lado, sepamos crear un ambiente de trabajo cordial y sin estrés, y disfrutemos de cada día de nuestra vida, porque transmitir alegría y optimismo es también una pieza clave para la felicidad de nuestros hijos.

www.diazbada.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...