ANALITYCS

sábado, 12 de julio de 2014

HABLANDO CON UNO MISMO

Todos tenemos un lenguaje interno del que a veces no somos conscientes.
Continuamente estamos diciéndonos cosas o teniendo pensamientos en los que nos hablamos. Las personas enseguida empezamos a formularnos preguntas o a decirnos internamente cosas acerca de lo que nos sucede. Cuando estamos, por ejemplo, solos paseando estamos con un monólogo interior continuo en el que los pensamientos van y vienen acerca de cosas que nos han sucedido, decisiones que tenemos que tomar, problemas que hay que resolver, recuerdos o hablándonos acerca de lo que en ese momento estamos viendo.
Este monólogo interior o frases que nos repetimos nos causan muchas veces nuestras emociones o están asociadas a ellas, haciendo que estas emociones se intensifiquen o no.
En muchas ocasiones, nos convertimos en nuestros propios enemigos, cuando nuestro diálogo interior se convierte en una critica continua que nos pone en duda, nos censura y compara con los demás, comparación de la que siempre salimos mal parado o nos ridiculiza, saboteándonos y fijándose solamente en los errores y nunca en los aciertos.
Este diálogo interior se convierte en nuestro enemigo, aunque en realidad somos nosotros mismos quienes hablándonos así nos provocamos emociones de angustia, ansiedad o depresión.
Cambiando este diálogo interior y tratándose de la misma manera compasiva y humana con la que trata seguramente a los demás, empezará a sentirse mejor.
Primero será más justo consigo mismo, pero, además, si este diálogo interior es realista y positivo conseguirá indefectiblemente que sus emociones sean positivas, más ajustadas en términos de bienestar, y que a la hora de enfrentarse a los problemas ponga usted en marcha los recursos personales que seguramente tiene para resolverlos.
Si ese lenguaje interior es negativo todo se tiñe de negro, se sentirá incapaz de resolver nada y antes de iniciar el cambio se habrá saboteado y desaparecerá la motivación. Sus recursos personales, a pesar de tenerlos, quedarán constreñidos y sentirá que no es capaz de hacer nada.
Ser consciente de que siempre se está diciendo algo, de que siempre se está pensando y de que si ese lenguaje interior es realista y positivo manejará mejor sus emociones, le ayudará a enfrentarse mejor a los problemas y a las dificultades que la vida tiene, además de disfrutar de todo lo bueno que nos da.


www.diazbada.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...