ANALITYCS

domingo, 5 de noviembre de 2017

ALGUNAS IDEAS QUE NOS HACEN VIVIR MEJOR


Vivimos en la época de los consejos. Los hay de todo tipo y para todos los gustos. Para comer, para viajar, para salir… la información nos llega a través de muchas fuentes, diciéndonos qué hacer o no para ser más felices, mejores, más atractivos o sentirnos mejor.

Muchas veces, cuando los leo, veo que en realidad nada hay nuevo desde hace muchos años, siglos diría yo.

Leo a Marco Aurelio en un precioso libro que escribió, “Las Meditaciones” (que les recomiendo),  y ya él en el siglo I a-C nos hablaba de lo importante que eran para sentirse bien los pensamientos.

De cómo “la vida de un hombre será, lo que sus pensamientos hagan de ella”.

Y veo que no hay nada nuevo bajo el sol. En realidad, el ser humano sigue preguntándose cómo poder ser más feliz y sentirse mejor, cómo llegar a ser mejor persona, y las preguntas que hoy nos hacemos ya se las hacían hace muchos años, siglos otros seres humanos como nosotros. Probablemente, al sentir nuestros mismos anhelos, disgustos, con nuestras mismas dudas e inseguridades.

Reflexionando sobre esto, creo que no hay que olvidar que:

- Uno va construyendo su propia vida con la actitud diaria que va teniendo con respecto a los acontecimientos que le van ocurriendo. Somos los dueños de nuestros pensamientos, y éstos determinan la emoción y la conducta que llevaremos a cabo.

Así que somos mucho más poderosos de lo que creemos. Si mi actitud es buena es porque mis pensamientos así lo determinan. Controlar éstos de forma racional y positiva me dará serenidad.

- Vivir significa priorizar, es decir, detenerse en lo importante y valorarlo. No hay que dejarse llevar por las modas o por lo establecido. Hay que ir trabajando el propio criterio, desde jóvenes, y actuar de acuerdo con él.

- Hay que organizarse y tener voluntad de hierro. No basta con ser capaz. Sino que hay que demostrarlo. Hay que hacer. La fuerza de voluntad y el esfuerzo, el tesón, son fundamentales para vivir una vida plena y para sentirse bien.

- El pasado siempre está ahí. En ese pasado suele haber de todo: tristezas y alegrías. Pero, en ocasiones, lo sobrevaloramos, sin darnos cuenta de que el presente es lo que tenemos y hay que vivirlo plenamente.

- Aceptar lo que la vida nos depara no supone resignarse, sino asumir las contradicciones que, en ocasiones, se presentan, los errores y sin sabores, a veces adversidades, pero sabiendo que al final aceptar significa siempre seguir adelante y no dejarse derrotar.

- Hay muchas veces que tenemos miedo. La ansiedad nos invade ante cuestionamientos inciertos que hacemos en nuestra mente. No se deje amilanar y plántele cara. Aún con miedo, siempre hay que seguir adelante.

- Rodéese de gente que le aporte y que le de paz. No pierda un minuto con gente tóxica, egoísta o que le haga sentir mal. El mundo está lleno de gente estupenda, así que prescinda de aquella que no lo es.

- Valórese y perdónese. Hace usted lo que todo ser humano: todo lo posible para seguir adelante y ser feliz. Así que no caiga en el victimismo de la autocompasión, ni tampoco en sabotearse recordándose todo lo mal que lo ha hecho. Si ha cometido errores ¡enhorabuena! eso le hace más humano, no peor persona. Siempre y cuando tenga claro que debe aprender, cambiar y seguir mejorando.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...